¿Cómo reaccionas tú ante una pérdida importante en tu vida? (primera de tres partes)

 

 

¿Generalmente lo haces con drama, y además, te quedas largo tiempo allí?

¿Te has preguntado por qué lo haces de esa forma?

¿Te gustaría hacerlo diferente?

 

Nuestra reacción a una pérdida se llama “Duelo” y una forma muy simple de verlo es en el sentido literal de la palabra, esta significa enfrentamiento o combate entre dos.

 

Uno de esos dos, eres tú mismo, y el otro, también.

 

Entonces la pregunta sería:

¿Por qué te enfrentas a ti mismo de esa forma, cuando las cosas no son como quieres y sientes o sabes que estás “perdiendo” algo?

 

Una de las varias explicaciones que doy a profundidad en el Taller de Elaboración de Duelos (ver información..) está basada en la comprensión de las dinámicas de las seis necesidades psicológicas humanas. Concepto extraído de las enseñanzas de Anthony Robbins y Cloé Madanes.

 

Otra explicación está basada en la comprensión de las dinámicas de las 5 heridas psicológicas según lo muestra Lise Bourbeau en su libro “Las 5 heridas que impiden ser uno mismo”.

 

Comprender estos dos temas a profundidad nos responde en gran y suficiente medida la pregunta que he planteado anteriormente, ¿Por qué reaccionamos con resistencia, con drama?

 

La otra pregunta es, ¿te gustaría hacerlo diferente?

Y si tu respuesta es ¡Sí! Entonces lo haremos diferente con EFT.

 

Adelante te daré un preámbulo de las seis necesidades psicológicas humanas.

En una siguiente publicación tocará el turno a las 5 heridas psicológicas.

Y otra ocasión le corresponderá el tema a EFT, del inglés, Emotional Freedom Techniques, o sea, Técnicas de Liberación Emocional o Tapping.

 

Mantente  al corriente será muy ilustrativo, clarificador y liberador.

¡Comencemos!

 

Las Seis Necesidades Psicológicas Humanas

 

De las enseñanzas de Anthony Robbins y Cloé Madanes, yo interpreto lo siguiente:

 

Todos los seres humanos tenemos además de las necesidades primarias de supervivencia; las psicológicas. A diferencia de las primeras, las segundas son más caprichosas y sofisticadas pues derivan de la psique, aunque no por ello dejan de estar conformadas por nuestras necesidades físicas, egoicas (del ego), y espirituales.

 

No importa edad, género, cultura o época han sido las mismas siempre, lo que ha evolucionado es la forma en cómo nos desarrollamos  para satisfacerlas. Estas necesidades son las siguientes:

 

  1. Certeza

  2. Variedad/Incertidumbre

  3. Significancia (Importancia)

  4. Amor/Conexión

  5. Crecimiento

  6. Contribución

 

Empezamos con certeza

Se centra en la aseguranza, el control, el conocimiento, la lógica, la razón, el poder, las propias capacidades, el placer, el confort, las lealtades, la verdad, la confianza, la fe.

 

Depende de la persona serán los vehículos que ésta utilice para conseguir certeza. Y depende de las experiencias, circunstancias y decisiones de la vida de dicha persona que se orientará a uno u otro vehículo, o sea, a la actividad o actividades preponderantes que realizará para conseguir este estado de certeza.

 

Generalmente las necesidades surgen como una compensación a algo, en el caso de certeza será para compensar el miedo o la incertidumbre, la carencia, la violencia, el abandono, la humillación, la vulnerabilidad, el sentimentalismo, la injusticia o las mismas pérdidas que se vivieron a temprana edad.

 

Entonces será muy común que una persona orientada a conseguir certeza como necesidad psicológica preponderante dedicará gran parte de su energía y tiempo en la vida a lograr entre otras cosas:

 

  • Poder, ya sea, político, económico, físico, psicológico o espiritual.

  • Buscará generar, mantener y controlar dinero.

  • Procurará obtener información, conocimiento y sabiduría.

  • Se apegará a la lógica, la razón, la justicia, la moral, la verdad, lo legal, lo científico, lo correcto, lo ético, lo ortodoxo, lo dogmático y hasta lo extremista.

  • Buscará confiar en las personas, pero exigirá fianza, contratos, seguros, fideicomisos.

  • Se esforzará en mantener la salud, hará ejercicio, comerá sano, será constante.

  • Querrá asegurar el amor; con contratos, controlando a los otros, dándolo todo.

 

Todas estas características le hacen sentirse una persona muy segura, capaz, estable y hasta feliz cuando todo está bajo sus parámetros y en su zona de confort. Por lo mismo es una de las personas que más podría  resistirse a las pérdidas y sufrirlas si no tiene una experiencia previa que le haya hecho aprender a trascenderlas adecuadamente. (Si al proceso de reacción ante una pérdida se le llama duelo; trascenderlo adecuadamente a través del tiempo se le llama hacer una buena elaboración del duelo; quedarse estancado y pasarla muy mal mucho tiempo se la llama quedarse estancado, mala elaboración del duelo; y en el los casos extremos se llama duelo patológico).

 

Ante la pérdida, su falta de flexibilidad y adaptación le hará decir frases como:

  • No es justo.

  • No es verdad.

  • No entiendo.

  • No debió suceder.

  • Me abandonó.

  • Me traicionó.

  • Todos son iguales.

  • Todos son unos corruptos.

  • Dios no existe.

  • Después de esto no existe nada.

  • Todas son unas $%#”/.

  • Toda mi vida para nada.

  • Si hubiera hecho esto, o hubiera hecho lo otro.

  • Debo ser fuerte.

  • No debo llorar.

  • No deben darse cuenta de lo que estoy pensando (sintiendo).

  • Nunca te voy a perdonar.

  • Eso no lo debo contar a nadie

 

Si se llevan estás frases a contextos específicos se podría entrar en situaciones que encajonan a la mente a sufrir permanentemente con las llamadas creencias auto-limitantes, creencias saboteadoras, programación negativa o profecías auto-cumplidas como:

 

  • Los padres "no deben" sobrevivir a los hijos nunca, "no es natural". (El hecho es que millones y millones de padres han sobrevivido a sus hijos siempre, desde que existe la humanidad).

  • No voy a volver nunca ha ser feliz. (Se repite tantas veces que el subconsciente obedece).

  • No vale la pena intentarlo de nuevo, fracasaré. (Ídem).

  • Juro que no voy a descansar hasta que me desquite. (Y luego uno no se puede desquitar ni de la promesa misma).

  • Nunca volverá a ser lo mismo. (Seguro que no).

  • No vale la pena seguir así. (Pues si a así lo dices).

  • Nunca voy confiar en nadie, jamás. (¡Uyyy!).

 

Muchas de estas aseveraciones pueden no ser declaradas abiertamente o conscientemente por lo cual creerán que están haciendo lo correcto, pero muchas veces solo están bloqueando sus emociones pues sienten aversión al sentimentalismo y a la vulnerabilidad; o así se aprendió en casa, siendo así más fácil la somatización, es decir, el padecimiento de síntomas físicos que se pueden interpretar como la expresión metafórica de lo suprimido emocionalmente o lo negado en la conciencia...

 

¡Hasta aquí el preámbulo por el momento!

 

Si logré captar tu atención con este breve acercamiento que se presta a imprecisiones o descripciones incompletas o faltas de contexto, deberá servir tan solo como mencioné al principio, solo como un preámbulo.

 

Si te dio curiosidad saber más o te identificas con algo, imagínate lo que te espera descubrir con las otras cinco necesidades y cómo éstas generan una dinámica entre sí.

 

Lo importante además no es descubrir por qué hacemos esto muchas veces: entrar en el drama. Ni para qué lo hacemos: para satisfacer las necesidades psicológicas, que si no son satisfechas de forma positiva, lo serán de forma negativa ineludiblemente. Si no lo importante es que tenemos las herramientas para cambiar lo que se convirtió en nuestro sistema operativo, que es inconsciente la mayor de las veces. A un proceso consciente que parte de un descubrirse, comprenderse y decidir, para trascender y expandirse, evolucionar, crecer y amar.

 

Próximamente

En la siguiente publicación compartiré un aspecto de las dinámicas de las 5 heridas psicológicas bajo la perspectiva de nuestra experiencia del duelo y su elaboración adecuada, después  veremos la maravillosa herramienta de sanación universal EFT-Tapping, que nos servirá para la gestión y liberación de emociones indeseables en las etapas del duelo mismo.

 

¡Hasta pronto!

 

Taller de Elaboración de Duelos (ver información completa)

 

Redactó:

Fiacro Hernández Alaffita-Tito

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Duelos, Pérdidas, Taller

Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square